Hoy hablamos sobre un problema que afecta a la población y que no tiene porque estar relaccionado siempre por problemas dentales. Se trata de la halitosis, así llamamos al mal haliento.

Es un problema que puede llegar a causar un malestar importante en la persona que lo padece llegando incluso a ser un complejo, cohibiendo a la persona en muchos aspectos de su día a día.

También se da el caso de que la persona esté padeciendo este problema sin saberlo.

Tipos de halitosis y causas.

En función de su origen, existen dos tipos de halitosis: la halitosis oral y la halitosis extraoral.

-La halitosis oral como su propio nombre indica tiene su procedencia en la cavidad oral ( dentro de la boca) y se debe principalmente (en un 41%) a la acumulación de biofilm oral (placa bacteriana) en la lengua o sarro. Aunque también puede estar causada por otros problemas en la boca como: enfermedad periodontal o caries dental, focos infecciosos, restos de comida entre dientes, la secreción salival también es un factor importante, cuanto menos salivemos mayor será nuestro mal aliento.

Según múltiples estudios científicos el 90% de las personas que padecen de esta patología tiene su origen en la boca, cada vez mas la población es mas consciente de lo que supone este problema y la higiene oral ha mejorado considerablemente.

-Cuando la halitosis se origina fuera de la cavidad oral, se denomina halitosis extraoral. Se debe principalmente a problemas en el tracto respiratorio, las personas que respiren por la boca serán mas susceptibles a tener halitosis, al igual que las que pedezcan rinitis o bronquitis, las amigdalas también origen frecuente de halitosis ya que en ellas en ocasiones se depositan restos de comida, la flora presente en las amigdalas contiene unas bacterias que capaces de producir también mal olor.

Los problemas del sistema digestivo, reflujo, úlceras gastroduodenales o gastritis, así como enfermedades hepáticas o renales son otros factores que provocan mal aliento aunque con menor frecuencia.

halitosis

Otros factores no patológicos que provocan el mal aliento son:

  • Aliento de la mañana: durante el sueño el flujo de la saliva disminuye, ello facilita el crecimiento incontrolado de bacterias productoras de gases malolientes.
  • Edad: la calidad del aliento cambia con la edad. Es probable que los ancianos sufran cambios regresivos en las glándulas salivales y afecten a la calidad y cantidad de la saliva, incluso con una buena higiene bucal.
  • Prótesis dentales: las dentaduras postizas y puentes pueden acumular restos de comida. Si se dejan toda la noche se produce un desagradable y característico olor.
  • Fármacos: existen medicamentos que producen xerostomía (boca seca), como los anticolinérgicos, antidepresivos, etc. La saliva favorece la limpieza de cavidad oral y reduce el mal olor.
  • Tabaco: fumar crea un aliento característico que puede durar algunos días más, incluso después de haber dejado de fumar.
  • Periodos de ayuno: saltarse las comidas y llevar una dieta hipocalórica puede favorecer el mal aliento.
  • Dieta: después de la ingesta de algunos alimentos (cebolla, ajo) o el consumo de alcohol, ciertos metabolitos pueden absorberse a nivel gastrointestinal, pasan a la circulación, se metabolizan en la mucosa e hígado y son expulsados por los pulmones.

Tratamiento.

Para poder tratar la halitosis lo primero que tenemos que hacer es encontrar el motivo que la está produciendo.

Si el origen del mal aliento se esta produciendo por problemas digestivos o respiratorios consultar con el especialista que corresponda.

Si el mal olor está provocado por tabaco, alcohol o algunos alimentos ¿todos sabemos que tenemos que hacer verdad?, dejar de consumir lo que nos lo está provocando.

Si el problema tiene su origen en la cavidad oral, sobre todo mantener una buena higiene, no solo de los dientes si no también de la lengua y encías y pasar el hilo dental para evitar que queden restos de comida que puedan descomponerse. Para limpiar la lengua podemos usar un cepillo dental o unos limpiadores linguales que son específicos para la higiene de la lengua.

Hacer limpiezas profesionales cada año o 6 meses dependiendo de la acumulación de placa de cada uno. Todo ésto siempre y cuando no haya ninguna enfermedad en la boca, si tenemos caries, alguna infección o enfermedad periodontal habrá que tratarla.

En el mercado podemos encontrar productos para la halitosis orientados  sobre todo a la eliminación de bacterias que provocan el mal olor depositadas en el dorso posterior de la lengua y en el surco o bolsa periodontal.

Entre la composición de la mayoría de antimicrobianos se encuentra la Clorhexidina a baja concentración 0,05%, el Cloruro de cetilpiridinio y el Lactato de zinc. Entre todos los productos que hay en el mercado podemos destacar dos:

-La gama HALITA®, compuesta por una pasta dentífrica, un colutorio y dos sprays, ha sido formulada específicamente para combatir el mal aliento desde la raíz. Un innovador tratamiento científico que elimina las bacterias responsables de la producción de gases malolientes, a la vez que proporciona un frescor durante 24 horas.HALITA para el mal halientoEste tratamiento se completa con un exclusivo limpiador lingual, diseñado para adaptarse perfectamente a las características morfológicas de la lengua, que permite una limpieza más profunda de la superficie lingual y previene la aparición de nuevos gases.

CB12 es una marca especializada en productos que ayudan a combatir el mal aliento y prevenir su aparición. En 2014 fue elegido producto del año. Entre los productos CB12 podemos encontrar chiches pastillas y enjuagues bucales.

¿Cómo se utiliza CB12?

1)  Para una acción de 12 horas, hacer gárgaras y enjuagarse la boca una vez al día (mañana o noche), con aproximadamente 10 ml de CB12 entre medio minuto y un minuto. Posteriormente escupir el líquido.CB12 para el mal haliento

2)  Para una acción de 24 horas hacer gárgaras y enjuagarse la boca dos veces al día (mañana y noche), con aproximadamente 10 ml de CB12 entre medio minuto y un minuto. Posteriormente escupir el líquido.

Si se enjuaga la boca con CB12 después de haberse cepillado los dientes por la noche, se levantará por la mañana con el aliento fresco.

Ambos productos son similares, hay que tener en cuenta que a todos el mismo producto no nos va bien, ya queda en tu mano probar varios hasta que encuentres el que mejor se adapte a ti para solucionar el problema.