Todos conocemos al Ratoncito Pérez, hemos crecido con él y seguramente alguna noche hemos dormido poco pensando que iba a llegar. Es una de esas maravillosas historias que pasan de generación en generación sin desaparecer.

Este personaje se creo a finales del siglo XIX  y su autor es el Padre Luis Coloma miembro de la Real Academia Española desde 1908,  para consolar al joven rey español Alfonso XIII tras perder un diente con ocho años de edad. Coloma imaginó a un pequeño roedor que vivía con su familia dentro de una lata de galletas en la entonces famosa confitería Prats, a poco más de cien metros del Palacio Real de Madrid.

El ratoncito Pérez, que su creador describió como «un ratón muy pequeño, con sombrero de paja, lentes Raton Perezde oro y una cartera roja colocada en la espalda», se deslizaba a través de las cañerías para llegar con algún regalo al palacio y a las casas de los niños pobres que habían perdido un diente de leche y lo habían colocado debajo de su almohada.

La primera edición del cuento data de 1902, con una reedición ilustrada en 1911. Su manuscrito se conserva, desde 1894, en la biblioteca del Palacio Real.

De alguna manera, Ratón Pérez permitió la fijación de la tradición y de uno de sus elementos más importantes como es el regalo de una moneda (en el cuento, de oro) a cambio del diente caído bajo la almohada. Y no sólo en España, sino en la mayor parte del ámbito cultural hispanoamericano.

Desde los tiempos del padre Coloma, el personaje se ha enriquecido con infinidad de relatos, cuentos y dibujos, nacidos de los más diversos artistas y escritores, que lo han tomado como base, lo han recreado y que han acrecentado su magia y la ilusión de los más pequeños.

placa al raton perez

El 5 de enero de 2003 el Ayuntamiento de Madrid quiso rendir homenaje a este ratoncito con una placa conmemorativa instalada en el mismo lugar donde el padre Coloma ubicó su vivienda con el texto: Aquí vivía, en una caja de galletas en la confitería Prast, Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII.

 

 

Cuentos del Ratoncito Pérez.

Ya conoces el origen del Ratoncito Pérez, es genial saber el porque de las historias que de pequeños nos hacía tanta ilusión.

Os dejo unos libros muy recomendados para que los pequen den rienda suelta a la imaginación y creen en su mente una historia propia del Ratoncito Pérez.

El libro secreto del Ratoncito Pérez      El Ratón Pérez      Las cartas secretas del Ratoncito Pérez

Ver en amazon                     Ver en amazon                          Ver en amazon

 

Puertas para que pueda entrar el Ratoncito Pérez.

Y si además quieres hacerles esa ilusión un poco mas real, mira que puerteciyas he encontrado, se pegan en la pared y por ellas entrará el Ratón Pérez para llevarte el diente del pequeño y dejar una moneda en su lugar.

Son ideales para ti o para regalar. Yo estoy por hacerme con una, y eso que ni tengo niños ni me quedan dientes de leche.

Puerta clásica.

puerta del Raton Pérez azul

  • Color azul, también las hay de mas colores.
  • Incluye, una pequeña llave.
  • Una postal de felicitación.
  • Dibujo para colorear.
  • Un felpudo.
  • Una plantilla para huellas.
  • Una escalera.
  • Mide 18 cm de altura.

Ver en amazon

 

Puerta Sr Pérez.

  • La hay en azul, gris, rosa y verde.puerta raton perez
  • Anchura 1,5 cm.
  • Altura 17 cm.
  • Longitud 10 cm.
  • De madera.

Ver en amazon

 

Puerta hecha a mano.

Si quieres optar por algo mas casero, hecho a mano esta es tu puerta ideal.Puerta de goma eva

  • Hecha a mano con goma eva.
  • No apta para menores de 4 años.
  • Altura 18 cm.
  • Anchura 16 cm.

Ver en amazon

 

 

Si te ha gustado este post puedes compartirlo en redes sociales para que así mas gente pueda llegar a él.


Conoce tus dientes