buzo con dolor de dientesviajar en avion

¿Dolor de dientes al viajar en avión? Te estarás preguntando muy asombrad@.

Pues sí hay personas que al viajar en avión sienten dolor en sus piezas dentales, también los buzos pueden tener esta sensación de dolor al bajar grandes profundidades, puede afectar a otras prácticas deportivas que impliquen ascender a grandes altitudes como por ejemplo la escalada, el esquí o el trecking ya que las molestias suelen aparecer por encima de los 2000 metros de altitud y por debajo de 9 metros de profundidad.

No es algo que sea muy común pero puede suceder y si eres tú el que ha notado este dolor en alguna de estas situaciones no te asustes, vamos a ver porque sucede.conoce tus dientes

Como habrás podido imaginar al decir que pasa al volar o en el buceo es un dolor causado por el cambio de presión atmosférica, estos cambios de presión pueden causar problemas en las estructuras del cuerpo que están llenos de aire y que están rodeados con paredes duras. La pulpa, rodeada de un tejido rígido llamado dentina,  está muy inervada y vascularizada y no es capaz de adaptarse a los cambios de presión, ya sea aumento o disminución de la misma.

El dolor o molestia suele aparecer de forma repentina y se le da el nombre de barotrauma o barodontalgia también es conocido como «sindrome de la boca del buzo». No suele darse en dientes sanos, sino en dientes con caries, sensibilidad, algún problema en la pulpa o tras algún empaste previo.

Ocurre porque las muelas o algún diente está en mal estado y tiene aire atrapado dentro de la pieza dental. Este aire se expande durante el vuelo debido a la presión y al no encontrar salida presiona la dentina o el nervio provocando un profundo dolor de muelas o dientes.


Una patología estudiada desde el siglo XIII

Aunque la barodontalgia se asocie a volar en avión o el buceo, es una patología de la que se tiene constancia ya desde el siglo XIII, cuando Marco Polo se quejaba de las molestias dentales que tenía durante sus expediciones por la Ruta de la Seda a su paso por las montañas del Tíbet.

En el ámbito de la odontología, la barodontalgia comenzó a estudiarse en 1932 con el comienzo de la aviación pero no fue hasta un año después de finalizar la IIª Guerra Mundial, en 1946, cuando la Asociación Dental Americana analizó los diferentes estudios que se disponían en la época sobre el tema.

 

visita al dentistaUna vez mas os doy un buen motivo para que mantengáis una perfecta salud dental, antes de viajar en avión o de encontraros en una situación donde habrá cambios de presión debes acudir a tu dentista, para que evalúe el estado de tus dientes.

No hay que olvidar que, aunque no haya dolor, es muy importante ir al dentista para hacer una revisión completa de los dientes. Muchas enfermedades bucodentales pueden actuar sin que notemos nada hasta que estas están muy avanzadas, lo que puede acarrear problemas añadidos como la barodontalgia.